El ayuntamiento otorga a un precio muy inferior al de mercado y sin licitación pública la explotación de la publicidad del campo de futbol.

noticia el mundo

El ayuntamiento otorga a un precio muy inferior al de mercado y sin licitación pública la explotación de una parte importante de la publicidad disponible en el campo de fútbol municipal. Otros harán negocio a costa del municipio, concretamente un club de fútbol privado, el rayo SAB, que casualmente preside Manuel Regalado, padre de la concejala de cultura y fiestas del ayuntamiento Encarna Regalado, y cuyo presidente de honor es el alcalde del propio municipio Eugenio Cañizares.

La absoluta ineficacia del equipo de gobierno del ayuntamiento de San Antonio de Benagéber a la hora de gestionar los recursos municipales, nos llevara a perder unos ingresos que podrían haber sido claves para costear los gastos de estas instalaciones municipales y así aliviar las maltrechas arcas del consistorio. Según reconoció el concejal de deportes del ayuntamiento José Ramón Conejos en el pleno ordinario del pasado día 29 de marzo el nuevo club de Fútbol se ha quedado con la explotación de 175 espacios publicitarios( los mejor ubicados) por la cantidad de 6000 euros ( lo que supone un coste de 34 euros por espacio) , sin realizar ningún concurso ni dar publicidad para que se hubieran escuchado otras ofertas que podrían haber resultado mas ventajosas para el municipio, AISAB grupo  municipal independiente en el ayuntamiento tiene en su poder una lista de precios oficial del ayuntamiento en la que se pedían por estos espacios una media de 150 euros , precio que ahora está solicitando este club a quien quiera anunciarse (lo que multiplicado por 175 espacios da una cantidad de algo más de 25.000 euros), un buen “negocio” que pierde el ayuntamiento en beneficio de una entidad privada “sin ánimo de lucro.

Desde AISAB lamentamos que los recursos municipales no sepan ser explotados en beneficio de todos, si no de unos pocos, máxime cuado en el mismo pleno el equipo de gobierno aprobó un plan de ajuste que supondrá una carga fiscal difícil de llevar para muchos vecinos, a fin de pagar los mas de 4.300.000,00 euros que el consistorio adeuda solo a proveedores, a lo que si sumamos la deuda con entidades de crédito, Seguridad Social y Hacienda rebasamos los 6,5 millones de euros, algo que visto lo visto no es de extrañar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.